Qué es y qué no es estrategia

Lo que no es

Fluff: una mala estrategia esta llena de palabras pretensiosas o soñadoras, pero sin trasfondo que sirva como la guía para actuar y tomar decisiones.

Color de rosa: una mala estrategia se enfoca solo en resultados ideales, sin tomar en cuenta los desafíos más grandes que impiden alcanzar las metas. Si no se reconocen los desafíos no se pueden crear planes de acción y de respuesta.

Objetivos: una mala estrategia es un objetivo a largo plazo, una visión o un meta global. Las estrategias que parecen objetivos, dictan el camino, pero no son guías accionables que facilitan llegar al destino.

Lo que sí es

Diagnostico: una buena estrategia parte de una clara definición de los problemas más retadores a enfrentar. De esta manera, se logran desarrollar puntos de vista distintos que aclaran el camino a seguir. 

Políticas guía: una buena estrategia tiene guías de acción bien definidas. Estas guías reducen la incertidumbre, pero son lo suficientemente abiertas, para permitir flexibilidad en el actuar del día a día.

Acciones coherentes: una buena estrategia esta viva, a través de las acciones que ponen en marcha los principios guía. De lo contrario, la estrategia se queda en el papel.

Enfoque: una buena estrategia define limites estrictos. Existen caminos que no se deben tomar porque ponen en riesgo la integridad de todas las acciones. Por lo tanto, la elección de oportunidades también debe ser estratégica.

 

oie_transparent

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: